Cuentos del Basico Qiwen

Esperando conejo en un tocón


Había una vez un campesino que trabajaba mucho. Empezaba a trabajar cuando salía el sol y terminaba cuando caía el sol cada día. Aún así solamente podía alimentarse en los años que había buena cosecha por eso quería mejorar su vida, pero era muy perezoso, por eso siempre esperaba un milagro.

Un día, mientras trabajaba, algunos cazadores estaban cazando, por eso un conejo chocó contra un tocón que estaba cerca de él y murió. Así que el campesino pudo comer carne esa noche. Después no quiso trabajar más y solamente se quedaba al lado del tocón para esperar algún animal tan desafortunado como el conejo. Al final, se murió de hambre.

Qiwen

No hay comentarios:

Publicar un comentario